Visitamos Galatzó: una finca pública de la Tramuntana

30 de septiembre de 2019

Con la voluntad de visibilizar proyectos innovadores y pioneros por la recuperación y protección ambiental, agrícola y patrimonial de la Tramuntana, el pasado sábado organizamos el acto por la Serra «Descubrimos Galatzó», en el cual participaron unas 50 personas. Con la colaboración del Ayuntamiento de Calvià y la Asociación de Producción Agraria Ecológica de Mallorca – APAEMA, visitamos esta finca pública de la mano de sus gestores. Durante la visita pudimos conocer los proyectos que se están desarrollando tanto en el ámbito de patrimonio, como en la gestión del uso público y agrícola.

Para iniciar el encuentro, Biel Salom, dinamizador de la finca, nos hizo un recorrido por las casas y nos explicó la historia y los usos de la possessió, incluyendo una visita a la tafona, hoy restaurada. A continuación el técnico de medio ambiente del Ayuntamiento de Calvià Joan Salguero, nos explicó la gestión que ha hecho el consistorio, en qué proyectos están trabajando y cuáles son sus perspectivas para el futuro. Ahora mismo el Ayuntamiento tiene en marcha dos proyectos grandes: la restauración de las antiguas pocilgas, que se convertirán en un refugio, y las obras para la recuperación de los antiguos molinos y sistema de riego de los huertos. Así mismo, Miquel Serra, técnico de APAEMA, habló de la evolución histórica en el ámbito agrícola que ha transformado la finca, así como los proyectos y posibilidades de producción actuales, una vez recuperados los sistemas de riego. El técnico también abordó uno de los principales problemas, que afecta a muchas fincas de la Serra: la superpoblación de cabras silvestres, que depredan la flora. Por eso, explicó, se plantean cerrar la parte que se dedicará a agricultura.

Desde Tramuntana XXI queremos reconocer el trabajo que ha hecho el Ayuntamiento de Calvià con la finca de Galatzó, invirtiendo recursos para gestionarla pero también para potenciar su uso público, a través de dar a conocer la historia de la finca y las actividades tradicionales que se llevaban a cabo. El Ayuntamiento también se ha propuesto recuperar la superficie agrícola y reactivar los usos tradicionales, así como restaurar el patrimonio arquitectónico. La finca pública de Galatzó es un ejemplo y un modelo de recuperación integral de una finca tradicional de la Serra de Tramuntana.

Publicado en