El fenómeno de la gentrificación en Palma

La gentrificación es la expulsión no querida, rápida o lenta, de la población residente habitual de una zona o barrio de Palma, por otra con más poder adquisitivo. Ha habido una cierta experiencia histórica en Palma de gentrificación, debida a operaciones inmobiliarias o proyectos públicos, pero la de ahora es más intensa.

La gentrificación actual está más vinculada al fenómeno de la “moda” de Palma como ciudad de turismo de fin de semana, impulsado por las plataformas PxP como por ejemplo, Airbnb o Wildu, así como también a la búsqueda de una segunda residencia por parte de personas procedentes de los países del norte de Europa.

Consecuencias: subida del precio de los alquileres de larga duración, debido al escaso número de pisos en disposición puesto que una gran parte de propietarios prefiere tramitar un alquiler turístico; y la subida de precios en la compra de pisos, ya prácticamente sólo accesibles a personas con gran poder adquisitivo.

El diagnóstico actual

Actualmente unas cuantas zonas de Palma sufren el problema con cierta intensidad, pero aún no sabemos la dimensión real del problema. Se trata de barrios como El Terreno, Santa Catalina o de zonas del centro histórico, como la Llotja, el Born o Cort.

Las zonas de la ciudad a observar

Es necesario empezar a observar sistemáticamente las zonas de la bahía de Palma que van desde Sant Agustí, El Terreno, Son Armadams, Sta. Catalina, Son Espanyolet, el Centro Histórico, Es Molinar, La Gruta, el Coll de’n Rebassa, Can pastilla, Sometimes, las Maravelles y S’Arenal porque son los barrios donde intuitivamente sabemos que hay más gentrificació.

Qué pretende hacer Palma XXI

  1. Establecer los indicadores a controlar, las fuentes y la periodicidad.
  2. Seguir las noticias y artículos de reflexión que salen en la prensa.
  3. Realizar estudios cualitativos a partir de entrevistas individuales o grupales a personas protagonistas del fenómeno.
  4. Publicar informes en la página web de Palma XXI.

Primer informe: Palma, febrero 2017

Informe sobre la gentrificación en Santa Catalina, octubre 2018