Capacidad de carga turística en los centros históricos de Palma y Valldemossa

El turismo en las Islas Baleares es una actividad que se desarrolla históricamente y que en las últimas décadas ha tenido gran repercusión en los equilibrios esenciales territoriales. Estos desequilibrios se manifiestan en multitud de ámbitos: en la economía estacional; en el aumento de la contaminación; en la diversa composición social; y en un largo etcétera.

Es un hecho que el sector turístico acapara la mayor parte de la actividad de nuestras islas, tanto en la economía, como en el entorno laboral e incluso en el social. En los últimos años se ha intensificado especialmente la sensación de saturación. La masificación se ha convertido en protagonista de debates y se cuestiona tanto la calidad de vida de la población local como la calidad de la experiencia que estamos ofreciendo a quien nos visita.

El estudio que presentamos se fundamenta en la teoria de capacidad de carga, es decir, en la búsqueda de instrumentos para la mejora de una planificación y gestión estratégica de una destinación turística. Para nosotros es tan importante la mejora de las condiciones de la experiencia del visitante como la del residente y trabajador.

Como laboratorio se toman los núcleos históricos de Palma y Valldemossa, por su importancia y representatividad. La primera como capital y principal puerta de entrada a la isla; y la segunda por ser uno de los destinos más populares de la Serra de Tramuntana. Una de las acciones principales del proyecto es el trabajo de campo, que se complementa con la organización de seminarios bimensuales, workshops y grupos focales dónde se llevará a cabo una puesta en común de los resultados que se van obteniendo.

Este proyecto cuenta con la colaboración de Tramuntana XXI y de la Universidad Complutense de Madrid.


Documentación: