La Plataforma contra los megacruceros insta a las instituciones a declarar una moratoria

30 de septiembre de 2019
Esta mañana una delegación de las entidades que conforman la Plataforma contra los megacruceros ha registrado oficialmente en la sede de la Autoritat Portuària de Balears, el Govern de les Illes Balears, el Consell de Mallorca y el Ajuntament de Palma la propuesta de moratoria que presentó recientemente frente a la opinión púbica.
Esta moratoria insta a las autoridades a poner en pausa la contratación de cruceros y megacruceros en el puerto de Palma, hasta tener datos rigurosos e independientes de su impacto ambiental, social, económico y sobre la salud pública.
 
La propuesta de moratoria llega a las puertas del mes de octubre, que es el más intenso en cuanto a actividad crucerística, con 83 cruceros programados. La mitad de los días del mes  habrá 3 o más cruceros atracados en el Puerto de Palma.
 

El cambio climático y sus consecuencias son una realidad que cada día se hace más evidente. Así lo reclamaron miles de personas por las calles de Palma el pasado viernes durante la Huelga Mundial del Clima. La Plataforma contra los megacruceros fue una de las entidades firmantes de su manifiesto, en el que se insta a las instituciones «a  reducir de manera urgente y prioritaria a cero las emisiones netas de carbono lo antes posible.».
 
La moratoria propuesta por la Plataforma va en la línea marcada por la sociedad civil y las mismas instituciones. Cabe recordar que recientemente el Govern de les Illes Balears ha puesto en marcha el proceso de declaración de emergencia climática, según el cual antes del próximo 2 de octubre los departamentos autonómicos deberán especificar qué medidas concretas van a adoptar en este sentido. Por su parte, el Ajuntament de Palma emitió la semana pasada un Bando Municipal en el que manifiesta la urgencia de emprender acciones contra el cambio climático. La Plataforma espera que estos anuncios institucionales vengan acompañados de medidas concretas en relación a la actividad de los megacruceros.
Por este motivo se insta a las instituciones a, en primer lugar, estudiar los impactos ambientales, sociales, económicos y sobre la salud pública de los megacruceros, y en segundo lugar, y en base a estos estudios, limitar el tráfico de este tipo de buques y el modelo de turismo que proponen. La Plataforma seguirá impulsando su propuesta de moratoria, y dará seguimiento a su registro hoy frente a las instituciones.