Contribuimos a la difusión del pasado y presente del patrimonio de Puigpunyent

03 de febrero de 2020

Con el Acto por la Serra de este mes hemos querido contribuir a la difusión de parte del patrimonio de Puigpunyent, específicamente de la antigua possessió de Conques y su almazara.

Después de las palabras de bienvenida del presidente de Tramuntana XXI, Joe Holles, a los más de cuarenta asistentes, la actividad fue conducida por Tomàs Vibot, investigador, profesor y guía cultural en temas patrimoniales. Vibot explicó la historia de Conques y Teresa Nieto, vecina de Puigpunyent, el proceso para recuperar y conservar su almazara. Como homenaje por su importante tarea, el Ayuntamiento de Puigpunyent y Tramuntana XXI le entregaron una placa conmemorativa.

El acto concluyó con una cata de aceites de la Serra, de la mano de Joan Mayol, presidente de la Denominación de Origen Oli de Mallorca y vicepresidente de Tramuntana XXI. Los aceites que los asistentes pudieron degustar fueron los de la almazara de Can Det, de Sóller, el aceite de Sa Cadeneta de Puigpunyent, y Es Roquissar, de Valldemossa.

La possesió de Conques, declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento, se encuentra a la carretera que une Puigpunyent y Galilea. Se trata de un gran casal que fecha del siglo XVI, en el que hay una almazara en la cual, hasta el siglo pasado, se elaboraba aceite de forma tradicional.

Vecinos y vecinas de Puigpunyent, especialmente Teresa Nieto, hace años que luchan por la recuperación de este importante elemento patrimonial del municipio. El Consell de Mallorca ha subvencionado la mayor parte de las obras de restauración, que han consistido en la rehabilitación arquitectónica y de todos los elementos de producción.

La de Conques es una de las 18 almazaras que se conservan en el término municipal de Puigpunyent, según los datos recogidos en el catálogo de almazaras de Mallorca elaborado por la Unidad del patrimonio historicoindustrial del Consell de Mallorca.

 

Documento sobre la historia de la almazara de Conques

 

Publicado en

Realizamos 72 talleres en escuelas con el material «La Serra de Tramuntana: un món per descobrir»

08 de noviembre de 2019

Durante los meses de septiembre y octubre hemos realizado talleres de educación ambiental con el material didáctico «La Serra de Tramuntana: un món per descobrir». En total, se han hecho 72 talleres en 28 centros de educación de Palma, Sóller, Fornalutx, Alcúdia, Manacor, Llucmajor y Son Servera, en los que han participado alumnos y alumnas de primaria y secundaria. Con los mapas hemos trabajado sobre temas relacionados con la Serra: las marjades, la biodiversidad y los personajes ilustres de la Tramuntana, entre otros. El proyecto ha contado con el apoyo del departamento de Educación Ambiental de la Consellería de Medio Ambiente.

Alumnos de 3ero de ESO del Colegio Sagrats Cors de Sóller.

El objetivo del proyecto es que los niños/as conozcan la gran riqueza natural, cultural, histórica, etc. de la Serra de Tramuntana, promoviendo un sentimiento personal y comunitario de estimación y de responsabilidad respecto a la Seerra y sus habitantes. «Desde Tramuntana XXI queremos contribuir a la sensibilización de la ciudadanía sobre el valor de la Serra de Tramuntana con una mirada integral», dice Joe Holles, presidente de la entidad, «es decir, teniendo en cuenta su aportación ambiental, pero también patrimonial y social».

Para la asociación este ejercicio de sensibilización tiene que empezar desde edades tempranas y por eso ha sido clave hacer alianzas con instituciones educativas. «La Serra es la casa de mucha gente, tanto de los que residen como de los que vienen a trabajar, a descansar o disfrutar», añade Holles, «pensamos que quién conoce bien la Serra, la aprecia y la valora, y por tanto se convierte en un potencial agente de conservación y protección de la Tramuntana».

 

Jaume Deyà es profesor de secundaria al Colegio Sagrats Cors de Sóller, uno de los centros participantes. «A veces damos por supuesto que la gente que vive a la Serra la conoce, pero nos damos cuenta que los niños y niñas no saben como se transformó este paisaje salvaje en un paisaje humanizado», explica Jaume. Para este profesor, buen conocedor de la Serra (es arqueólogo y codirige el yacimiento de Almallutx en Deiá, «es muy importante concienciar a los niños y niñas, y también al profesorado, de los valores de la Serra y de la importancia de preservar lo que tenemos, así como analizar los retos a futuro y la problemática a la Tramuntana: desde la conservación del patrimonio etnológico, al desarrollo económico, la supervivencia del sector primario, el papel y los impactos del turismo, etc.».

Los talleres han sido impartidos por la educadora ambiental Elisabet Guasp, que también forma parte de la Sociedad Balear de Educación Ambiental – SBEA, entidad que colaboró con Tramuntana XXI para elaborar los materiales. «Mi experiencia en este proyecto como educadora ambiental ha sido muy positiva y enriquecedora. Me ha permitido, no solo colaborar al hacer llegar algunos de los rasgos más característicos e importantes de la Serra de Tramuntana a los alumnos, sino también aprender de ellos y ellas y de cada uno de los talleres realizados», explica Elisabet. «Es muy importante que niños, niñas y jóvenes tomen conciencia de la riqueza natural y cultural que nos aporta la Serra, tanto aquellos que viven en zonas más alejadas, como aquellos que viven en pueblos de la Serra y a veces no son conscientes de aquello que tienen a su alrededor. Esperamos que con este proyecto se haya conseguido acercar el aprecio por este territorio y haya despertado la curiosidad y las ganas a los participantes de seguir aprendiendo de su entorno», añade.

Publicado en

Visitamos Galatzó: una finca pública de la Tramuntana

30 de septiembre de 2019

Con la voluntad de visibilizar proyectos innovadores y pioneros por la recuperación y protección ambiental, agrícola y patrimonial de la Tramuntana, el pasado sábado organizamos el acto por la Serra «Descubrimos Galatzó», en el cual participaron unas 50 personas. Con la colaboración del Ayuntamiento de Calvià y la Asociación de Producción Agraria Ecológica de Mallorca – APAEMA, visitamos esta finca pública de la mano de sus gestores. Durante la visita pudimos conocer los proyectos que se están desarrollando tanto en el ámbito de patrimonio, como en la gestión del uso público y agrícola.

Para iniciar el encuentro, Biel Salom, dinamizador de la finca, nos hizo un recorrido por las casas y nos explicó la historia y los usos de la possessió, incluyendo una visita a la tafona, hoy restaurada. A continuación el técnico de medio ambiente del Ayuntamiento de Calvià Joan Salguero, nos explicó la gestión que ha hecho el consistorio, en qué proyectos están trabajando y cuáles son sus perspectivas para el futuro. Ahora mismo el Ayuntamiento tiene en marcha dos proyectos grandes: la restauración de las antiguas pocilgas, que se convertirán en un refugio, y las obras para la recuperación de los antiguos molinos y sistema de riego de los huertos. Así mismo, Miquel Serra, técnico de APAEMA, habló de la evolución histórica en el ámbito agrícola que ha transformado la finca, así como los proyectos y posibilidades de producción actuales, una vez recuperados los sistemas de riego. El técnico también abordó uno de los principales problemas, que afecta a muchas fincas de la Serra: la superpoblación de cabras silvestres, que depredan la flora. Por eso, explicó, se plantean cerrar la parte que se dedicará a agricultura.

Desde Tramuntana XXI queremos reconocer el trabajo que ha hecho el Ayuntamiento de Calvià con la finca de Galatzó, invirtiendo recursos para gestionarla pero también para potenciar su uso público, a través de dar a conocer la historia de la finca y las actividades tradicionales que se llevaban a cabo. El Ayuntamiento también se ha propuesto recuperar la superficie agrícola y reactivar los usos tradicionales, así como restaurar el patrimonio arquitectónico. La finca pública de Galatzó es un ejemplo y un modelo de recuperación integral de una finca tradicional de la Serra de Tramuntana.

Publicado en